Gel Hidroalcohólico

Cómo actua y como debemos utilizar el gel hidroalcohólico

Existen dos vías principales de transmisión del temido SARS-CoV-2, responsable de la enfermedad COVID-19 (Coronavirus Disease), la transmisión por aerosoles por vía aérea y la transmisión por vía cutánea y mucosas.

Contra la transmisión por aerosoles la protección más efectiva es la mascarilla, en concreto la de tipo ffp2, que filtra tanto el aire inhalado como el exhalado, y de la que hemos hablado en un post anterior mostrando la composición, especificaciones y normativa que deben cumplir.

Hoy nos vamos a centrar en la protección frente a infecciones como esta del coronavirus por la vía cutánea y de absorción por las mucosas mediante la aplicación del conocido gel hidroalcohólico.

Este tipo de geles se han convertido en un básico de nuestras vidas. Los encontramos en la entrada y salida de comercios, supermercados, lugares públicos… Y por supuesto que la mayoría de nosotros llevamos un bote entre nuestras pertenencias de uso cotidiano, pero ¿sabemos qué son y cómo actúan los geles hidroalcohólicos?

¿CÓMO ACTÚA Y CUAL ES LA COMPOSICIÓN DE UN GEL HIDROALCOHÓLICO?

Los geles hidroalcohólicos se encargan de eliminar los microorganismos de nuestra superficie cutánea evitando así la transmisión vírica desde el portador del virus o de algún elemento infectado hasta otro individuo que entre en contacto con él.

Este producto está compuesto principalmente por alcohol, en una proporción que oscila entre el 60% y el 90%, al que se le añaden otros ingredientes como copolímeros y espesantes, además de glicerina que actúa como humectante y le confiere esa agradable sensación al tacto.

Actúa desnaturalizando las proteínas presentes en la estructura lipídicas de las bacterias y hongos, y también de algunos virus (como es el caso del SARS-CoV-2) debido a la presencia de sustancias alcohólicas como el isopropanol y el etanol. De esta manera conseguimos desactivar la acción infecciosa del virus e impedimos el contagio.

¿CÓMO DEBEMOS UTILIZARLOS?

La composición es importante, pero también lo es la técnica correcta de aplicación del gel hidroalcohólico.

Se debe aplicar siempre sobre la piel sana, teniendo especial cuidado con las zonas dañadas de la piel o las mucosas, que no deben entrar en contacto con el gel.

Usaremos unos 3ml en cada aplicación, sobre las manos limpias y secas, frotando durante aproximadamente 30 segundos, poniendo especial cuidado en las zonas del dorso de las manos, las zonas interdigitales y las puntas de los dedos.

Debemos prestar especial cuidado de no aplicarnos hidrogel si estamos en contacto con fuentes de calor.

¿QUÉ NORMATIVA DEBEN CUMPLIR LOS GELES HIDROALCOHÓLICOS?

Por ser un agente viricida debe cumplir la norma UNE-EN 14476: 2014 + A1: 2015, que especifica los requisitos mínimos contra la actividad vírica de los productos antisépticos y desinfectantes químicos.

Esta norma de carácter europeo se debe aplicar en medicina, para la higiene de manos, la desinfección de material e instrumental, desinfección de superficies y de material textil.

Además, debido a la alta concentración de alcohol en su composición que le confieren la función de biocida, deben estar en posesión de la autorización previa por parte de la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Santarios) para su comercialización. Este organismo es el encargado de la evaluación continua del producto, de su autorización y vigilancia en su comercialización.

Ni que decir tiene que nuestros productos cumplen escrupulosamente con la normativa vigente.

En #ADCmédico puedes encontrar más información sobre nuestros servicios y productos relacionados con el sector sanitario

Síguenos en las redes sociales: